· 

Figura humana y ropa

Uno de los ejercicios para mí más interesantes es, cuando ya se ha practicado el dibujo de varias partes del cuerpo y los desnudos en distintas posturas, el apunte, boceto o dibujo, más o menos detallado de las figuras vestidas. Creo que es un reto que debería enseñarse con mayor profundidad en las academias y universidades de Bellas Artes.

Modelo con abrigo
Modelo con abrigo

Este dibujo lo hice en una sesión cuando estudiaba en Middlesex University. La modelo nos sorprendió una mañana con un largo abrigo oscuro que le cubría hasta los pies. No era de extrañar dadas las bajas temperaturas londinenses, pero en realidad se trataba de una práctica en la que teníamos que dibujarla con ropa. Lo difícil era captar el volumen del cuerpo bajo la tela. Pienso que se debe observar el trabajo de los antiguos maestros. En el mismo Museo del Prado hay cuadros maravillosos donde observar transparencias y volúmenes conseguidos de modo muy sutil y natural. Por poner un ejemplo, porque la lista sería larguísima con cuadros de Murillo, Veázquez, Caravaggio, Tintoretto...me fijo en "La Virgen y el Niño" de Luis de Morales, cuadro pintado en alguna fecha entre 1520 y 1586, podemos ver una preciosa representación de los ropajes de la Virgen, por influencia flamenca dentro del manierismo europeo. Su captación de la realidad era meticulosa. Algo para lo que actualmente no hay tiempo. A los artistas casi se nos obliga a crear con rapidez y lo efímero cobra más sentido. Sin embargo, se necesita tranquilidad para dibujar, para observar el modelo y poder plasmar su postura.

Modelo con mallas
Modelo con mallas

En los dibujos del natural elegir el material con el que trabajamos también es importante. Con un lápiz será más fácil, quizás, crear luces y sombras que con un bolígrafo. Sin embargo ambos modos nos plantean problemas que hacen interesante el ejercicio. Si esto lo trasladáramos al terreno de la ilustración de moda, sería la base sobre la que comenzar a crear dibujos en los que se viera que existe un cuerpo bajo la ropa, que verdaderamente la prenda viste al modelo y vestirá a quien la lleve. Es una idea muy simple y útil pensar en la anatomía bajo las telas, pero no tan sencillo de abordar en nuestro papel. De ahí la importancia de la formación en el dibujo de la figura humana. En España se enseña tarde en mi opinión. Hace ya muchos años que, por ejemplo, en Inglaterra los estudiantes de cursos preuniversitarios ya tenían sesiones de dibujo con modelos y se iniciaban antes de entrar en la universidad no solo en el dibujo, sino también en la pintura de desnudos. Yo misma estuve posando durante algunas sesiones como trabajo para apoyar mis estudios de Bellas Artes. Y fue fantástico ver el interés y respeto por el arte de alumnos tan jóvenes. También comprendí, dicho sea de paso, lo difícil que es ser modelo, un oficio casi olvidado en nuestra sociedad y tan necesario para los artistas plásticos. Me hubiera gustado quedarme con alguna de aquellas pinturas de recuerdo.

Mujer con tijeras
Mujer con tijeras

Ahora me intereso por mi propio proceso de aprendizaje y me gusta mirar atrás. Este es uno de mis dibujos tempranos. Ni siquiera habia comenzado mis estudios preuniversitarios. Me encantaba dibujar y tomaba como modelo cualquier persona que estuviera cerca. La cotidianeidad era mi escenario favorito. Así dibujé a esta mujer que lleva unas tijeras en la mano. Estaba cortando algo, unos papeles o una tela, y se detuvo para ver el trozo que había cortado, sujetando las tijeras de una manera peculiar. Me gusta mirar las lineas imperfectas pero realistas a la vez que representan a la mujer con la típica bata y alpargatas de verano.

 

Realmente si no disponemos de modelos profesionales, que es lo común, en nuestro entorno podemos encontrar muchos temas interesantes que nos motiven a seguir practicando y aprendiendo. La linea y el punto, elementos básicos, los podemos relacionar a través de grafismos y de este modo crear volúmenes casi sin difuminar buscando una simplificación del volumen. Depende de si trabajamos con tinta o con grafito pero la luz y la sombra siempre estarán presentes.

Figura danzando
Figura danzando

Este otro ejemplo va un paso más allá pues es un apunte de una mujer danzando. Concretamente es una bailarina de danza okinawense. Los movimientos son un tanto lentos y pude captar este momento en el que levanta su pierna izquierda, al mismo tiempo que su brazo derecho. Las manos, con el puño cerrado, son muy importantes en la representación del equilibrio. Traté de representar la posición perfecta que buscaba la bailarina y los volúmenes del cuerpo bajo el traje. Creo que pudo ayudarme que yo misma practicara este tipo de danza. También que acudiera en varias ocasiones al teatro o a festivales públicos para ver representaciones en directo. La representación de figuras en movimiento es una bonita experiencia que cada uno puede desarrollar según sea su entorno cercano.

 

Al lado de la figura se ve el apunte de un ave iniciando su vuelo. Seguramente pasaba cerca de la bailarina.

Escribir comentario

Comentarios: 0