Marzo 2020 Apuntes para el recuerdo / Adaptándonos / La llave

En esta época en la que captar una imagen es inmediato con nuestro móvil, aveces no vivimos el momento; estamos demasiado concentrados en mirar a través de nuestras pantallas. Por eso, para mi, tienen valor aquellos apuntes que dibujé simplemente observando lo que vivía porque quería tener un recuerdo. Hoy es difícil hacerlo. Vivimos muy deprisa. No le damos valor al dibujo. Sin embargo lo tiene.
En nuestra vida buscamos la estabilidad pero somos en esencia nómadas. Confinarnos en un espacio reducido puede ser un modo de recuperar nuestro deseo de movimiento, de impermanencia. Nuestro cuerpo nos invita a agilizar la mente, a hacerla correr, a volar con la imaginación.

Quisiéramos tener las llaves del tiempo para retroceder o para avanzar. Retrocediendo haríamos las cosas de otra manera. Las mismas cosas pero con otra actitud; menos derrotista, menos tremendista, con más esperanza. Avanzando dejaríamos atrás la derrota, mirariamos sin que se nublara la vista. Seríamos visionarios.