Flores y Naturaleza

Títulos de la obra por orden de aparición:

・Noche, 夜 (Yoru). Pigmento mineral, 61 x 73 cm, 2001. Colección Privada.

・Dibujo de hibiscus. 25 x 25 cm, 2010.

・Hibiscus. Acuarela. 80 x 65 cm, 1989. Colección Privada.

・Dibujo de hibiscus. A3, 2001. Colección Privada.

・Isla. Acuarela, 45 x 45 cm, 2011. Colección Privada.

・Geranio. Pigmento mineral, 18 x 14 cm, 2006. Colección Privada.

・Ramas. Tinta china, A4, 2006.

Los títulos en japonés corresponden a obras realizadas en Japón.

Acuarela sobre papel hecho a mano,  20 x 20 cm, 2001. Colección Privada.
Acuarela sobre papel hecho a mano, 20 x 20 cm, 2001. Colección Privada.

Si reflexiono sobre el hecho de crear, a menudo he recurrido a las escenas naturales para expresar sentimientos que van cobrando sentido a medida que son liberados. El arte es un modo de comprendernos a nosotros mismos; es un proceso, impregnado de nuestros pensamientos, a través del cual tan solo podemos imitar a la naturaleza porque ésta es la obra de arte suprema. Un artista solo puede emular sus formas y colores al producir una serie de efectos que la creatividad puede controlar; esto es el acto creativo.

 

 

 

 

 

Lirios. Acuarela y lapices acuarelables. Obra donada a ONG Saim
Lirios. Acuarela y lapices acuarelables. Obra donada a ONG Saim

Y en este proceso del acto creativo las flores y plantas, las ojas con sus formas caprichosas y los tallos con esa verticalidad que dirigen los trazos, ofrecen muchas posibilidades de explorar con el color o el material que utilizamos. La acuarela y el gouache son técnicas muy adecuadas porque trabajamos sobre papel, y el medio es el agua que facilita las transparencias y el movimiento. Pero cualquier otra técnica, manteniendo esta cualidad un tanto efimera de las representaciones de flores, es aconsejable.

Dos (二人 dos). Pigmento mineral, 22.8x15.8 cm, 2002. Colección privada.
Dos (二人 dos). Pigmento mineral, 22.8x15.8 cm, 2002. Colección privada.

Este es un díptico pintado sobre “washi”, con pigmento de minerales, montado en bastidor. Se titula "Futari" que significa "Dos" (personas) y representa la belleza, encarnada en la figura del cantante y actor japonés Fujiki Naohito(直人藤木).

 

La belleza humana es comparable a la de una flor. Así como una flor no dura fresca mas que unos dias nosotros no siempre permaneceremos jóvenes. Esto es comparable a dos sentimientos aparentemente contradictorios; por un lado el sentimiento provocado por los sueños incumplidos y por otro el inspirado por la belleza se equilibran a través del suave fluir de las conchas que parecen caer del cielo. Las conchas son símbolo de refugio, de hogar, de algo que permanece.

 

Ciertamente las conchas y las flores encierran una gran belleza. Unas son erosionadas por el agua del mar y otras marchitan con el paso de los dias. Del mismo modo nosotros no permanecemos nunca iguales, cambiamos con el paso del tiempo, envejecemos, lo cual es señal de que vivimos.

Metamorfósis. Díptico. Lápiz grafito y de color, 12 x 20 cm, 1998.
Metamorfósis. Díptico. Lápiz grafito y de color, 12 x 20 cm, 1998.

Cuando dibujamos inspirándonos en la naturaleza podemos ser más o menos fieles a lo que vemos pero es fundamental crear nuestros propios registros. Nuestro modo de interpretar a través de texturas y gamas de color pueden aportar personalidad propia a la obra.

Aquella rosa (あの薔薇 Anoo bara). Pigmento mineral, 51 x 73 cm, 2003.
Aquella rosa (あの薔薇 Anoo bara). Pigmento mineral, 51 x 73 cm, 2003.

"Aquella rosa" expresa un sentimiento de angustia, representado por el gesto de los brazos que surgen del mar. Pero la desesperanza va dejando paso a la esperanza, simbolizada por los bellos colores azules y la rosa aún fresca.

Las olas y las flores también tienen en común muchos recovecos. Los giros en los pétalos pueden ser como los movimientos circulares de las olas. Ambas imágenes evocan la inestabilidad humana, el continuo devenir cambiante de nuestras vidas. 

Flores y Olas, 1999. Colección particular.
Flores y Olas, 1999. Colección particular.
Cerezo de Okazaki (dibujo preparatorio)
Cerezo de Okazaki (dibujo preparatorio)

Para la elaboración de algunos cuadros un dibujo previo puede ser la mejor herramienta para planear una composición y la saturación de los colores. En este caso hice un dibujo preparatorio para la pintura 'Cerezo de Okazaki' realizada con pigmentos naturales. 

Dibujo preparatorio de flores para 'Futari'
Dibujo preparatorio de flores para 'Futari'

Para realizar estas obras que necesitan una lenta elaboración, es necesario dibujar previamente los motivos que van a aparecer en ellas. Ello facilita tener seguridad en la ejecución y poder siempre recurrir a los apuntes y dibujos originales. De este modo podemos planear y componer sin necesidad de sentirnos limitados por el proceso.

Rosa seca, dibujo a lápiz; marco con maderas erosionadas por el mar de Bretaña. 2017. Colección privada.
Rosa seca, dibujo a lápiz; marco con maderas erosionadas por el mar de Bretaña. 2017. Colección privada.

La naturaleza ha sido desde siempre una gran fuente de aprendizaje. Realmente todo está ahí, las formas, los colores, las distancias, las perspectivas, los detalles…solo hay que observar. La naturaleza es el mejor modelo y el mejor símil de vida, como por ejemplo el que nos ofrece una flor. La rosa es bella tanto antes de florecer, cuando ha florecido, en todo su explendor o cuando comienza a perder sus hojas y se seca.  Así creo que hay que admirar al ser humano, que supera a todo lo creado pero es comparable a ello.

Podemos trazar y difuminar creando planos superpuestos que indiquen profundidad. También resaltar los primeros planos a través del color y los grafismos. En este caso, la cabeza del pájaro, parte de la obra Metamorfósis, está dibujada como si se tratara de un retrato de perfil. De hecho, el ojo del pájaro es humano.

Dibujo preparatorio para "Noche", 2001.
Dibujo preparatorio para "Noche", 2001.
Noche (夜 Yoru). Pigmento mineral, 61 x 73 cm, 2001. Colección Privada.
Noche (夜 Yoru). Pigmento mineral, 61 x 73 cm, 2001. Colección Privada.

La obra "Noche" es la primera pintura que he realizado con la técnica de la pintura japonesa. Esta es la planta de hibiscus que solía ver en los alrededores del Castillo de Shuri en Naha, al salir de mi casa o al volver. Mirando con detenimiento pude comprender y visualizar su forma y los cambios que la luz de la luna provocaban.

Realmente una parte muy importante del proceso creativo es la planificación. Y una de las motivaciones del artista es ver como nace y va creciendo su obra. En el siguiente vídeo muestro la realización de un dibujo de manera gradual.


Títulos de la obra por orden de aparición:

・Torso. Acuarela, 29.7 x 21 cm, 1989. Colección Privada.

・Flores. Acuarela, 29.7 x 21 cm, 1989. Colección Privada.

・Rosas. Lápiz acuarelable, 36 x 51 cm, 2006. Donación a Ong Saim.

・Aquella rosa, あの薔薇 (Ano bara). Pigmento mineral, 51 x 73 cm, 2003.

・Mi Cielo, My 空 (My sora). Pigmento mineral, 50 x 30 cm, 2002.

・Sin título. Tinta china, 21 x 29.7, 2007.

・Cerezo de Okazaki. Pigmento mineral, 100 x 81 cm, 2008. Colección Privada.

・Detalle de Cerezo de Okazaki.

Los títulos en japonés corresponden a obras realizadas en Japón.