Motivos y Temas

           Para ilustrar lo que viene siendo la producción de series abstractas dentro de mi obra, muestro una selección de trabajos y explico, brevemente, las ideas que los han originado.

Serie "Agua". Acuarela, 35 x 50 cm, 2014.
Serie "Agua". Acuarela, 35 x 50 cm, 2014.

Serie Agua

           La fluidez del medio me facilita la expresión de transparencias y veladuras propias, a su vez, del líquido. El agua ha sido un tema recurrente en mi pintura, que desarrollé en mis años de estudio en Londres, y ello me ha llevado a crear muchas pinturas abstractas con técnicas diferentes.

           El agua, ya sea en un río, en el mar o en un lago, refleja las formas y los colores. Incluso podemos decir que es espejo tanto de lo material como de lo inmaterial.

           Recordando las profundas reflexiones de Gastón Bachelard, el agua nos envuelve cuando nos sumergimos en ella casi como si volviéramos al vientre de la madre. Así pues, en estas pinturas los colores van mezclándose como movidos por la corriente, por las mareas, liberando nuestros pensamientos cuando aún no han madurado. Por esta razón estas acuarelas tienen un carácter terapéutico también para quien las contempla porque invitan a la tranquilidad y el sosiego; calman el alma.

Datos de la obra por orden de aparición: 1 serie Agua, "Río”. Óleo sobre tabla, 116 x 96 cm, 1993. Colección privada. 2 serie Agua I. Óleo sobre tela, 73 x 60 cm, 1995. Colección privada3 serie Agua II. Óleo sobre tela, 73 x 54 cm, 1995. Colección privada4 serie Agua III. Óleo sobre tela, 54 x 73 cm, 1995. Colección privada. 5 serie Agua, “Un rincón del río”. Óleo sobre tela, 73 x 60 cm, 1998. Colección privada. 6 cuatro acuarelas de la serie "Agua", 35 x 50 cm, 2014.

Serie Vida

         La serie vida está ligada a la serie "cuerpo" pero con ella profundizo más en la abstracción como expresión de vida. El ciclo de la vida aparece en las formas circulares y en las líneas que se bifurcan creando planos coexistentes. Las formas van surgiendo y evolucionando, a más o menos velocidad, según expresen explosión de vida o calma y sosiego; nacimiento o muerte, porque la vida es un equilibrio entre la existencia y la no existencia. De hecho, las texturas estructuran la superficie del cuadro libremente para crear el equilibrio compositivo como reflejo de dicha dicotomía.

Datos de la obra por orden de aparición: 1 vida I. Óleo sobre lienzo, 61 x 46 cm, 2018. Colección privada. 2 vida II. Técnica mixta sobre tabla, 61 x 46 cm, 2017. 3 vida III. Técnica mixta sobre tabla, 65 x 80 cm, 2021.

Serie Cuerpo

           Como una prolongación de la serie agua surgió la serie “cuerpo” pero esta vez basándome en el concepto de piel como algo efímero. Como el agua, la piel y la carne reflejan los cambios en nosotros, en ellas se puede leer el paso del tiempoLa piel refleja las cicatrices, el dolor; es algo muy íntimo de cada uno apegado a nuestro yo. Mientras vivimos la piel es nuestro traje, nos viste, pero al morir se desintegra como si nunca hubiera existido.

Datos de la obra por orden de aparición: 1 serie Cuerpo I. Óleo, 100x81 cm, 1994. Colección privada. 2 serie Cuerpo II. Óleo, 81x100 cm, 1997. Colección privada. 3 serie Cuerpo “Hombre”. Óleo, 45x45 cm, 1995. Colección privada. 4 serie Cuerpo “Mujer”. Óleo, 45x45 cm, 1995. Colección privada.

         A través de la pintura trato de asimilar ese proceso, casi imperceptible, intentando ser consciente del hecho de la transitoriedad. Lo que no permanece se escurre entre las manos, se escapa a la vista, se olvida con el tiempo. Estos sentimientos encierran una belleza que trato de expresar a través de la materia, de la mancha y las diferentes capas que, superpuestas, dan forma a la imagen.

Dípticos serie “Cuerpo”. Acrílico. 25 x 25 cm, 2016-2018. Colección privada.

Serie Tifón

           Después de mi experiencia de vida en Japón, sobre todo en Okinawa, el recuerdo de los tifones viene a menudo a mi mente. El viento era tan fuerte que uno tenía que refugiarse para no ser arrastrado. Todo el escenario podía cambiar de un día a otro. Cuando cesaba la lluvia y el viento era ya débil, las calles estaban llenas de objetos que habían volado la noche anterior y el daño a la vegetación era claramente visible. Impresionaba pasear y solía hacerlo con cautela.

           Al establecer un símil con nuestra propia vida, estas pinturas surgen al representar como todo nuestro mundo, construido desde la seguridad, puede cambiar, puede derrumbarse de un día para otro. Las imágenes nacen del caos y las formas, sutilmente ordenadas, que reflejan la tensión entre lo permanente y lo impermanente. Somos frágiles como una rama o una hoja, o una flor. Nunca debemos subestimar la fuerza de la naturaleza.

Datos de la obra por orden de aparición: 1 serie Tifón I. Técnica mixta sobre papel, 56x54 cm, 2010. Colección privada. 2 serie Tifón II. Técnica mixta sobre papel, 50x35 cm, 2010. Colección privada. 3 serie Tifón. Bosque I. Acuarela, 50 x 64 cm, 2015. 4 serie Tifón. Bosque II. Acuarela, 28 x 42 cm, 2015.